Tu radio en Internet Netyco Argentina

Buscar en RCFM

TRADINVIERNO 2012


CORROBLA DE BAILES Y COSTUMBRES TRADICIONALES
El antiguo baile castellano en los Montes Torozos (Valladolid-Zamora)

CORROBLA trabaja desde su origen en el montaje de un espectáculo, principalmente colorista y de variedad rítmica en el que se representa el baile popular castellano por excelencia, centrando su representación en la época desde mediados del XIX y principios del siglo XX.
El ámbito etnográfico y geográfico de trabajo es la comarca natural de los Montes Torozos, que naciendo en el Monte el Viejo de Palencia, atraviesa Valladolid y muere en las estribaciones de Toro (Zamora).
La indumentaria es posiblemente la mas rica y variada de que disponemos: Trajes bordados en lanas y sedas de colores, sobrepuestos rojos, o negros de paño en faldumentos rojos, amarillos, azules y verdes de las mujeres, que llevan pañuelos de seda, de Manila o bordados en lentejuelas de oro a juego con los mandiles y llamativos peinados adornados con cintas de seda o monteras. Los hombres gastan chalecos de seda de colores, camisas bordadas con deshilados y tejidillos, pañuelo a la cabeza y sombrero calañés. Todo ello adornados con botonaduras de plata afiligranada, o sobredoradas, con toda suerte de collares de coral, cuentas de vidrio o aderezos. El carácter con el que se ha montado la representación es sobrio pero en absoluto falto de estética preciosista manifestada principalmente en la utilización de la indumentaria antigua e original, precisamente de la misma época en la que se ha situado la representación del baile, piezas por tanto fechadas hacia los años 1850¬1880.
Para ambientar completamente la actuación se han hecho varias reproducciones de los antiguos instrumentos castellanos, el requinto (dulzaina corta sin llaves) y la gaita de tres agujeros, que hacía ya muchas décadas que no sonaban en la zona, al ser sustituida desde el siglo XIX por la dulzaina reformada de llaves, aunque antiguamente eran los instrumentos solistas del folklore castellano. Así, en base a una estructura de rueda, de baile antiguo, se representan los diferentes ritmos viejos del folklore:

El corrido de rueda: Ritmo básico en compás quinarios (5/8) propio de toda Castilla y que suele ser el primer en ejecutarse precedido de unos redobles largos de tambor que sirve de aviso a los bailadores y de paseo alas pareja que ya están dispuesta en el baile.
La jota y el fandango: Bailes por excelencia, saltados y vivos, que en la zona adquieren peculiaridades propias, iniciándose el baile por la parte musical de la copla y no por el estribillo. El fandango, desarrollado a partir del XVII se conserva como una joya musical en esta zona, antes de desarrollarse ampliamente hacia las tierras de Segovia, el centro de y sur de la península.
Las boleras: una variante muy saltada de la jota, carente de estribillo y que se remata siempre en vuelta.
Las habas verdes: En compás binario es el último sierre en ejecutarse, indi-cando a las parejas que la sesión ha finalizado y que pueden pasar a pagar sus servicios al dulzainero. En la tierra de campos palentina este baile es propio de los danzantes de la procesión, que junto a diferentes melodías, trenzan ágiles sus piernas en un compás irregular de 8/8. Otros baile de menor carácter denominados de juego se muestran en este repertorio: Las carrasquillas o el pingajo, la jerigonza, que sobrepasa con creces la antigüedad en la que nos encontramos, al ser ya conocidos en el siglo XVI y XVII. El espectáculo se completa con un desarrollo musical de canto o instrumental, de solista donde se repasa el repertorio comarcal de rondas, tonadas, romances y otras coplas festivas de coro, al que se añaden diferentes percusiones habituales de pandereta, almirez, etc.


0 Respuestas hasta ahora:

Sé el primero en comentar esta entrada