Tu radio en Internet Netyco Argentina

Buscar en RCFM

"Creo que nos quedaremos sin Oskorri"


¿Podría llegar a desaparecer un grupo de música del calibre de Oskorri? No es que la banda de folk haya anunciado su intención de disolverse ni mucho menos. No obstante, unas recientes declaraciones del músico y uno de los fundadores de la banda, Natxo de Felipe, respecto a la continuidad de la banda son cuanto menos pesimistas. En una entrevista concedida al medio de comunicación euskaldun Goiena y publicada el pasado martes, De Felipe admitió que los agentes de la cultura vasca "lo están pasando muy mal", y el músico tampoco parece vislumbrar luz al final del túnel. "La gente de la cultura vasca no tiene quien la contrate. Auguro un futuro negro (...). Personalmente, no veo ninguna salida; Oskorri tiene varios proyectos que aún no se han publicado y creo que se quedarán así", explica De Felipe durante la entrevista.
Preguntado por si es posible que la cultura vasca se quede sin Oskorri, De Felipe contestó lo siguiente: "Creo que sí, pero no será por decisión nuestra. No tenemos motivo para quejarnos, la gente nos aprecia, pero mover a Oskorri implica dinero, y no hay ayuntamiento dispuesto a pagarlo". Como muestra de ese pesimista panorama, el músico se lamenta de que el primer concierto del año no se haya producido hasta el presente mes de mayo. De Felipe ha declinado confirmar o desmentir nada de lo comentado en la entrevista a Goiena. "He acordado con el resto de los miembros del grupo no hacer ninguna declaración al respecto", se limitó a señalar el músico.
la cultura como "adorno" No es la primera vez que De Felipe se muestra crítico con la situación de la música y de la cultura vasca en general. Ya en 2010, cuando la prima de riesgo aún no causaba estragos, calificó ese año como "el más desastroso" de su carrera. "Los que tenemos una caja lograda durante años podremos resistir más, aunque no sabemos cuánto. Los que están empezando lo tendrán más crudo", explicó entonces.
"La Administración ve la cultura como un adorno, un complemento del que se puede prescindir de manera radical en tiempos de crisis, como se advierte en los presupuestos de espectáculos y fiestas. Por ello, a pesar de que en Oskorri no seamos pesimistas, algo que hemos demostrado en nuestros espectáculos, no tenemos esperanza alguna. Les importamos realmente poco y, además, no molestamos demasiado", añadió.
Pese a todo, De Felipe también valora las cuatro décadas de Oskorri en las plazas, así como los cerca de 2.000 conciertos ofrecidos a lo largo de su vasta trayectoria, y reconoce en la reciente entrevista: "Si en esta profesión pierdes la pasión o la emoción, mejor quedarse en casa. Si continuamos en los escenarios es porque seguimos pasándolo igual de bien que antaño; esa es nuestra gran suerte, convertir el trabajo en placer".
nuevas fórmulas Por esta y otras muchas razones, el responsable de Música en la editorial vasca Elkar, Ángel Valdés, se muestra más optimista que De Felipe y asegura "no tener ninguna duda" de que un grupo como Oskorri "será perfectamente capaz de reinventarse y de encontrar una nueva fórmula para salir adelante, igual que el Ave Fenix resurge de sus propias cenizas", comenta Valdés.
En su opinión, las declaraciones vertidas por el vocalista de Oskorri "quizá obedecen a un mero momento de desesperanza, algo que nos puede ocurrir a cualquiera ante la situación de crisis actual", señala Valdés, que envía "todo su cariño" a la banda. Precisamente ese cariño que el público brinda a Oskorri desde hace más de 40 años es la clave para su continuidad. "Es cierto que la situación es muy grave, pero no creo que Oskorri vaya a desaparecer, es un grupo fuerte, consolidado, que siempre ha sabido salir adelante y estoy seguro de que el público les va a respaldar en estos malos momentos", asevera. La búsqueda de nuevas fórmulas culturales y el trabajo en red son otras de sus propuestas.
Ante el panorama actual, Valdés se muestra especialmente crítico con la cultura del todo gratis, y censura que las políticas de mecenazgo "hayan desaparecido de un día para otro, sin dar opción a los agentes culturales a reaccionar ante semejantes cambios", aclara. "La cultura se escribe ahora con minúscula y es tan solo una pequeña parte del entretenimiento", se lamenta.
Pese a que el responsable de Elkar reconoce que el futuro "está por escribir", también observa que la hipotética desaparición de Oskorri sería algo "muy negativo" para la cultura vasca, pues sus "canciones democráticas" y su música alegre "forman parte de nuestro patrimonio cultural".(Noticias de Navarra)


0 Respuestas hasta ahora:

Sé el primero en comentar esta entrada